¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Publicaciones y Prensa

Administración de vacuna contra la COVID-19 de Pfizer en alérgicos

El Jueves, 10 Diciembre 2020. Enviado a Noticias

Comunicado de SEAIC



Las agencia reguladora de medicamentos y productos sanitarios de Reino Unido (MHRA) han recomendado no administrar la vacuna contra Covid-19 desarrollada por Pzifer y BioNTech, denominada formalmente BNT162b2, a pacientes con antecedentes de reacciones alergicas graves, debido a que se han registrado 3 reacciones anafilácticas en pacientes con antecedentes de reacciones alérgicas graves.

En este contexto, la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) y la Sociedad Española de Inmunología clínica, Alergología y asma pediatrica (SEICAP) han emitido comunicados en que realizan las siguientes consideraciones: 


1. No se puede generalizar la evitación de la administración de la vacuna a TODOS los que han tenido reacciones graves a fármacos y/o alimentos. 

2. Las reacciones alérgicas que puedan desprenderse de la vacuna dependerán de la composición de la misma (cuáles son los excipientes que la conforman y de qué forma se genera la parte activa de la vacuna). 

Según la ficha técnica británica, contiene:

• 30 mcg de BNT162b2 RNA (envuelto en una nanopartícula lipídica) por dosis.
• Excipientes y otros componentes:
  1. Lípidos (componentes de la nanopartícula): ALC-0315 [(4hydroxybutyl) azanediyl)bis (hexane-6,1-diyl)bis (2-hexyldecanoate)],ALC-0159 [2-[(polyethylene glycol)-2000] N,Nditetradecylacetamide],DPSC (1,2-Distearoyl-sn-glycero-3-phosphocholine) y colesterol.
  2. Sales: cloruro potásico, fosfato potásico dihidrógeno, cloruro sódico y fosfato sódico dihidrato.
  3. Sacarosa.
  4. Agua estéril para inyección.

No contiene en su composición trazas de alimentos ni fármacos, al contrario que otras vacunas donde se usan de forma habitual en su fabricación.

La anafilaxia por vacunas es un fenómeno de frecuencia muy baja (variable según estudios, alrededor de 1 caso/1.000.000 de dosis vacunales) de naturaleza alérgica mediada por IgE. La mayoría de las veces imprevisible, que puede ser grave y potencialmente fatal si no setrata adecuadamente, pudiendo ser desencadenado por cualquier componente de la vacuna (u otro fármaco) o de los materiales que la contienen o que se usan para inyectarla.


4. La vacuna de la COVID-19 de Pfizer tiene, en principio, las mismas contraindicaciones en los alérgicos que cualquier otra. Es decir, no se recomienda en personas que han sufrido REACCIONES ALERGICAS PREVIAS A SUS COMPONENTES. 

5. Es necesario realizar un estudio alergológico de los sujetos que refieran reacciones alérgicas a las vacunas contra la COVID-19 para poder identificar la sustancia desencadenante de la reacción. 

Se ha atribuido, en un primer momento, la causa de las reacciones alérgicas a un excipiente de la vacuna del COVID, el polietilenglicol (PEG).

El polietilenglicol o macrogol es una sustancia presente en algunos medicamentos, como laxantes, antibióticos, analgésicos, antiagregantes, corticoides y antihipertensivos. También está presente en productos de la vida diaria formando parte de la cosmética, como gel, jabones, etc. Las reacciones a esta sustancia, sin embargo, son extremadamente infrecuentes.

Están descritas reacciones anafilácticas al macrogol, y reactividad cruzada a Tween80/ polisorbato 80, pero dentro de lo poco frecuente que es la presentación de alergia a esta sustancia, sí que se ha descrito algunos cuadros de dermatitis de contacto que afortunadamente no entrañan reacciones graves.


6. NO es necesario de forma sistemática hacer un estudio alergológico previo a la administración de la vacuna a TODOS los sujetos con reacciones graves a fármacos y/o alimentos. 

Comparte este contenido

Bookmark and Share